Para que no te duermas al volante

¿Cómo saber que te estás quedando dormido al volante?

Día 19/07/2014 – 11.03h
 

Malestar físico o alteraciones en la vista o audición son los principales síntomas de fatiga entre los conductores

Conocer los síntomas es la mejor herramienta para prevenir la fatiga. Así lo afirman la DGT y el RACE coincidiendo con el lanzamiento de la campaña «Un refresco, tu mejor combustible» junto a la Asociación de Bebidas Refrescantes, para evitar la fatiga y el cansancio al volante durante este verano.

Malestar físico, parpadeo constante, calambres, errores en la conducción, y problemas para percibir la situación del tráfico son algunas de las señales de alarma. La DGT recoge los síntomas más claros de fatiga al volante:

VISTA:

Visión borrosa que genera problemas para enfocar objetos en el campo visual o disminución de la agudeza en la vista.

-Se aumentan el número y la duración de los parpadeosprovocando que tus ojos se cierren durante más tiempo, siendo un indicador claro de cansancio al volante.

-En el caso de fatiga elevada, pueden aparecer incluso ilusiones ópticas como brillos, luces, sombras o deformaciones en la carretera.

AUDICIÓN:

-La persona puede experimentar reacciones bruscas y exageradas ante algunos sonidos repentinos, como frenar bruscamente al oír el sonido de un claxon.

-La sensibilidad auditiva disminuye, lo que puede provocar distracción ante información sonora que te llega del tráfico y de tu propio vehículo.

SENSACIONES CORPORALES:

-pesadez, dolores de cabeza o migrañas, sensanciones de presión, dolores de espalda y nuca que incomodan la conducción o incluso aparecen hormigueos, picores y calambres en brazos y piernas.

MOVIMIENTOS:

-El conductor experimenta movimientos más lentos, menos precisos y eficaces. Disminuye el número de maniobras que realizas y aparecen indicadores claros y primarios de fatiga: cambios de postura con frecuencia, bostezos, estiramientos, acomodos en el asiento, movimientos de las manos o conductas lúdicas (cantar, silbar o juguetear con los dedos sobre el volante).

COMPORTAMIENTO:

-Aparece la desgana al volante conduciendo de una forma más automatizada y sin una concentración total.

-Asumes más riesgos y no eres tan crítico con tu forma de conducir. Pueden aparecer situaciones de ansiedad e irritabilidad al volante.

TOMA DE DECISIONES:

-Recoges información de menor cantidad y calidad sobre el ambiente debido a las alteraciones en la vista y en el oído descritas anteriormente.

-El conductor puede malinterpretar la información de tráfico tomando decisiones erróneas y peligrosas al volante.

Comentarios

Puede hacer sus comentarios aquí abajo