Por que todo se trata de un viaje Jorge Díaz – Efrén González Aventurero

“Porque todo se trata de un viaje” Jorge Díaz, de 4 Ruedas y un Morral, entrevista al exmilitar Efrén González, quien hace 20 años participó en el equipo venezolano que recorrió Australia en el Hummer Expeditions.

Efrén González es piloto de aviones y helicópteros, marino mercante, submarinista y francotirador. En el año 2000 participó en el Hummer Expeditions Australia con un equipo integrado por Tony Velázquez, piloto; Juan Carlos Ramírez, copiloto; y Javier Mesa, fotógrafo especializado en naturaleza. González asumió ser el coordinador de campamento y seguridad.
Hay muchos privilegios que yo tengo, pero uno de ellos es lo que he aprendido con mis viajes. Uno: no confiar en nadie que no sea capaz de controlar sus emociones. Dos: trabajar en equipo y que cada quien sea la sumatoria de todos. Tres: improvisar con lo que se tiene y saber respetar el miedo como un amigo que nos da conciencia ante el peligro. Cuatro: aprender a escuchar y respetar a la naturaleza. Cinco: que todo viajero debe regresar sano y a salvo a su hogar. Nunca confío en nadie que no sepa darle valor a lo más importante: su hogar.
Esta es la ocasión para recordar y celebrar la hazaña que estos venezolanos hicieron en el año 2000, sin accidentes fatales. Ninguno de ellos conocía Australia, ni las montañas que escalaron, ni los desiertos que recorrieron. Venciendo cientos de dificultades, con optimismo, lograron regresar a Venezuela llenos de gloria; volvieron a sus hogares, a la bella cotidianidad de sus familias, y ese es un ejemplo que debemos tomar.
Efrén González es uno de los venezolanos con mayor experiencia en cualquiera de las disciplinas que mencioné en el sumario. Conversar con él es divertirse con sus hazañas, es saber que sus habilidades se han cultivado con el esfuerzo y la disciplina del estudio y ratificar que viajar es un reto de aprendizaje constante. Desde este rincón celebro y recuerdo -para todos los que lean y vean esta entrevista- el Hummer Expeditions Australia 2000. Ellos aplicaron lo que Shakespeare les enseñó a sus actores: “Que la acción responda a la palabra y la palabra a la acción, poniendo especial cuidado en no traspasar los límites de la sencillez de la naturaleza”. Esto también aplica para un aventurero.

Comentarios

Puede hacer sus comentarios aquí abajo