Port Authority N.Y Los Hot Dog De Manolo El Gallego.

Notas de un Morral. Jorge Diaz 21.7.2014

Port Authority, Nueva York 

NYC-hot-dog-vendor-new-york  Manolo es un gallego que vende perros calientes en Port Authority, New York: La estación de Bus, en cristiano. Para llegar a Port Authority les recomiendo,  sea por el aeropuerto Kennedy o por el De la Guardia, tomen su autobús, que los lleva por 14 dólares por persona. También puedes montarte en el subway, tren sub terraneo, y dirigirte a Manhattan. Port Authority es una de las estaciones por donde transita más gente y autobuses en el mundo. Sigamos. En el Midtown a un bloque (en Nueva York, no le dicen cuadras, si no bloque. Cada bloque equivale a dos cuadras) de Times Square, entre las avenidas 8 y 9 y las calles 40 y 42.

imgres

Times Square, es una de las imágenes iconos de Nueva York, ya que ahí es donde están los teatros de Brodway y la inmensas pantallas que nos llenan la vista de las mejores marcas con sus anuncios publicitarios. ¿Dónde compras los tikets para las funciones? En TKTS, un  kiosco, localizado en la calle 49 y Father Duffy Square en el área de Times Square y en el South Street Seaport. Allí puedes conseguir boletos con descuentos de hasta un 20% para decenas de producciones. Te recuerdo que en los teatros de Boroadway están los grandes musicales y las obras  más populares; es imposible verlas todas, a menos que te pases un buen tiempo y tengas muchos dólares. Después siguen los teatros Off Broadway, son teatros fuera del distrito de teatro en Nueva York, sus obras son de vanguardia, producciones independientes y las entradas son más baratas.  En el Astor Place Theatre 

                                                                             images-1              ubicado en 434 Lafayette Street puedes ver Stomp, por ejemplo, el teatro conceptual de Blue Man Group.

Volvamos a Manolo y  el Port Authorithy. La estación de buses es el punto de encuentro de Fedora Rivas, venezolana, mi amiga y hermana que tiene más de 20 años  viviendo en Nueva York y que de paso es diseñadora asociada a la revista People en español.  En ese punto de encuentro hay un gallego, que se llama Manolo y vende Hot Dogs, (perros calientes) y yo tengo la sana costumbre de comérmelos mientras espero a Fedora. Es raro en N.Y. a un gallego. Y que venda perros calientes es más raro todavía.

Le pido un perro y Manolo, no se si porque pronuncie mal o porque me capto el tumbao, me pidió que le hablara en español: "Hombre si somos cristianos, hablemos como tal, a ver si Dios nos perdona…yo soy de Pontevedra, de Galicia, lo mejor de España, tan buena es mi tierra que todos los perdidos del mundo hacen El Camino De Santiago ¿usted no ha hecho el camino?" Le digo, moviendo mi cabeza, que no…!. "Pues mejor, ¿de dónde eres?". Venezolano, le respondo. "¡Estay jodidos! Pero son buena gente, en esta parte del mundo se ven pocos, pero mira que hay más que antes. Se distinguen porque hablan cantado, con el chévere y gracias pana, se visten mejor que otros latinos, y coño las mujeres son guapísimas"                                                                                                                                                                images-3

"¡Pues que me caes bien tío! El segundo Hot Dog es gratis, eres de los míos. Por que eso de estar buscando lo que uno ya perdió, no tiene sentido, macho. Ya usted ve, yo estoy aquí en este pandemonio que es esta ciudad y nada. Que esto es lo que hay". Mientras yo comenzaba a comer el segundo Hot Dog y el frío ya se me colaba por los huesos, veía a este hombre que me hablaba sin parar con su rostro a lo Sandro, ¿se acuerdan? ¡Hay Rosa dame de tu boca… !. Los zapatos de Manolo eran como las botas de Pedrito Rico, aquel viejo cantante español, pantalones ajustados, tipo torero, no tenía bufanda si no un pañuelo con la estampa del escudo de España. Sonaba un pequeño equipo de cd y se deja colar al gran Camarón. Manolo vendía Hot Dog pero pronunciaba "Hop Dojj". En eso llegó Fedora, con la elegancia que la caracteriza y su suave hablar, siempre sonriéndose. Besos, saludos. Se la presento a Manolo y éste se enamoró de mi bella  amiga y botó los Hop Dojj por la ventana. Manolo el Gallego, con cara y copete de Sandro, debe medir a lo sumo un metro sesenta y tres, con  las botas de Pedrito Rico; Fedora y yo medimos mínimo un metro setenta y ocho…nueve, por ahí. Manolo se babeaba y hacía un extraño rictus de queso manchego, cada vez que veía a Fedora.

imgres-2

El hombre se atropelló, se enredó y al final le dejó el carro de perros calientes a un Pakistaní y terminamos en un restaurante de comida Africana. De los 25.000 sitios donde usted puede comer en esta bella ciudad, a mi amiga y hermana, no se le ocurrió otro que escoger al aceptar la invitación de Manolo, el Gallego que vende Hod Dog frente a la estación de buses de N.Y.  Tomamos un taxi y nos fuimos al 329 West 51 Street, al  Restaurant Braai. 

 

images-4 El lugar no era gran cosa y la atención descuidada. El Moz Peri ¡full picante!. También comimos algo que (creo) tenía garbanzos, cordero y ternera, pero que para mí y disculpen, sabía a hiena, a leona en celo y a cebra, también full picante. Menos mal que uno de los primeros milagros que hizo Jesús en esta tierra fue transformar el agua en vino, porque eso fue lo que hicimos todos, tomar vino y escuchar a Manolo, que enloquecido por la comida de tanto animal raro y las copas, le echó los leones a Fedora… que si anoche soñé contigo con tu voz de niña virgen como un alba de primavera… Manolo saltaba de un poema a un canto hondo, a su futura empresa que iba a montar y le decía a Fedora,como si el futuro fuera ya, algo más o menos así: "Fedora, mi niña, montamos una cadena de Hogg Dooces,images-5 

¡Hoggg Doces Manolo!"… y su  mirada se le perdía ante tantos dólares que el ya ganaba, en su imaginación. Proseguía; "Montamos, porque tu mi niña Fedora ya eres una socia. Y para que veas mi buena fe te doy el treinta por ciento de las acciones. ¡Hogg Dooces Manolo y montamos diez carros con too y olé!". Yo, pues no era tomado en cuenta para la sociedad. "Menos mal", pensé. La vaina era con Fedora. Y llegamos al delirio, al sueño americano. ¡Debajo del Bulding donde tu trabajas montamos un carrito y tu mi reina lo controlas desde la ventana y en tus ratos libres bajas a meterle una mano al negocio!. La cara de Fedora ante aquel pequeño Fellini sacado del  circo  de Port Authority  era un poema. Y lo que vino era el cierre de tanto antílope. ¡Fedora mi arma, lo que tienes que poner en plata son solo quince mil dólares por er pecho, mi arma y el sueño americano se nos hace una realidad. Y sentenciaba, ¡porque esa es la mardita razón por la que estamos en esta ciudad!. Yo, en esta parte, confieso que ya estaba borracho…Fedora y yo salimos del restaurante aprovechando que Manolo fue a vomitar algún pedazo de hiena. La cuenta la pagamos a lo americana y asumimos que Manolo, el Gallego, dejaría la propina. Salimos y caminamos con el frío que nos refrescaba los rostros para bajar tanto vino. Las luces de la ciudad que nunca duerme nos acompañaron sin problemas varios bloques. Las palabras de Fedora fueron pronunciadas como siempre con suave voz…¨Esta ciudad es muy bella Jorge ,lo malo es que tritura muchas sueños¨.

De esto han pasado tres años. Hace poco pase por N.Y para unirnos, Rodrigo y yo, con Fedora e irnos camino a Boston para hacer nuestro programa 4 ruedas y un morral, temporada 2014, luego de pagar multas por cambiar fechas del viaje (ya que como todos saben ahora hay que hacer las carpetas para los dólares de viajeros, 7 días después de la compra del boleto  y las fechas no te coinciden por todo el problema que hay con la deuda que tienen en dólares con las aerolíneas, causando mil y un inconvenientes a la hora de viajar). Y partiendo de Madrugada desde el Port Authority, ahí estaba el carrito de Manolo el Gallego; por curiosidad me acerqué y le pregunté al iraní que lo atiende por Manolo y me contestó… Traduzco: ¨Manolo somos todos los que vendemos Hot Dog en esta ciudad, ¿quieres uno?. "No, gracias". Fedora en el bús me confesó que ella a vecés sin darse cuenta lo busca entre los carritos de Hot Dog que hay en la ciudad para devolverle el pañuelo con el escudo de España. El chofer anuncia Road to Boston..

Lugares que visitar en Nueva York.

Alquila una bicicleta, rodar por la ciudad es algo que nunca olvidaras, recorre sus calles y avenidas con cuidado . Te vas a sentir que vives tu propia película típica de comedia. Una hora en bicicleta te cuesta 10$

imgres-3

El Brooklyn Heights uno de los primeros suburbios de Estados Unidos, lujar de intelectuales, escritores, artistas, con edificios de ladrillos construidos en las primeras décadas de 1800, elegantes y gastados.

Hay restaurantes y cafés..  Si quieres compras una revista  Time Out que te cuesta 5 $, en ella aparecen sitios donde visitar, lo más actual de la ciudad, etc. A mi me gusta más caminar y descubrir, pero es valida esta opción.

images-6

Central Park es la referencia para hacer running, picnic, tomar fotos, montar bicicletas, examinar el lugar y para no hacer nada. Puedes pasar por Straw Berry Field en honor a Lennon, puedes visitar El Dakota donde lo mataron. 

imgres-4

Williamsburg es la avenida principal de la zona más trendy del barrio Bedford. Chinatown, sus puestos de ventas de pescados, mariscos, almejas, pulpos, es un museo de la cultura asiática. Los patos que cuelgan en sus vidrieras es algo que no debes  perderte de escoger y pedir que te lo preparen ¡Buen provecho!. Ahí puedes comprar las mejores marcas como Luois Vuitton, Prada, Rolex, que son pura imitación china, pero que importa. Muy cerca está Little Italy, la pequeña Italia, un pedazo de la película El Padrino, cada vez más pequeña, pero te da cierta paz luego de andar por Chinatown.

imgres-6

El Puente Brooklyn se inauguró en 1883 y con 2 kilómetros de largo fue el puente colgante más largo del mundo. Tienes que tomarte unas fotos ahí.

DSCN3738

También puedes caminar por la Quinta Avenida, la zona comercial más cara del mundo. Visita el Rockefeller Center y también la iglesia San Patrick's. La embajada de Venezuela está en una calle lateral a la iglesia.

Y el resto es tarea de ustedes, si pueden viajar, y consiguen pasajes, no lo duden. Caminen, cuídense y descubran tantos lugares que se me quedan por recomendar. Buen Viaje. Y si conocen a Manolo, por favor díganle que yo escribí de él en estas paginas.                                                                                                                                                                                                                                            0309_NY_080711

 

 

 

 

=

Comentarios

Puede hacer sus comentarios aquí abajo