TURISMO | La Ruta de Elizabeth Kline Los encantos de Puerto Cabello

TURISMO | La Ruta de Elizabeth Kline

Los encantos de Puerto Cabello

Con sus llamativos tesoros históricos, playas hermosas, y múltiples servicios, ofrece un "combo turístico" maravilloso

imageRotate
La terraza con piscinita y vista fabulosa de la nueva Casa Rosada Hotel & Restaurante (Elizabeth Kline)
 

 

EL UNIVERSAL
domingo 10 de agosto de 2014  12:00 AM
Es una ciudad muy dinámica, entre su puerto comercial con el mayor volumen en Venezuela, zona colonial y sectores cercanos siempre con algo nuevo, playas, la cercanía de Valencia y otras capitales de la región central. Los precios, vigentes para esta fecha, siempre están sujetos a cambio.


Ciudad amurallada


Según información del Instituto de Patrimonio Cultural, el puerto natural fue utilizado por piratas y contrabandistas antes de la llegada de la Compañía Guipuzcoana, creada por la Real Cédula del 25 de septiembre de 1728. En 1730 comenzaron las construcciones del Castillo San Felipe, los muelles, almacenes, iglesia y viviendas para los integrantes de la compañía, dando origen a un asentamiento que se denominó Puente Adentro. Este espacio se fue fortificando hasta ser convertido en una pequeña ciudad amurallada.
La Compañía Guipuzcoana operó durante 60 años. En 1785 se fusionó con la Compañía Real de Filipinas y prácticamente desapareció. Fue en esta época cuando los porteños iniciaron los trámites legales a fin de elevar el pueblo a la categoría de ciudad. Esto no se logró hasta 1811, cuando la Primera República le concedió el título con el nombre de San Juan Bautista de Puerto Cabello.
Después de la caída de la Primera República, la ciudad permaneció en manos de los realistas hasta que, en 1823, el general José Antonio Páez realizó la hazaña de la toma, interrumpiendo el aislamiento de la ciudad. Durante el siglo XIX fueron demolidas las murallas y se secó el foso que separaba Puente Adentro y Puente Afuera. La singularidad del urbanismo de su centro histórico fue enfatizado por las obras de los constructores del siglo XVIII, quienes emplearon balcones a lo largo de las fachadas y sobre los patios internos. Las construcciones republicanas reprodujeron el mismo repertorio hasta fines del siglo XIX cuando se impusieron las tendencias europeas. Es importante destacar la gran influencia antillana en la arquitectura. Los restos que se conservan de la antigua ciudad amurallada, así como de un sector de Puente Afuera, corresponden a lo que fue declarada Zona de Valor Histórica en 1977.
Aun antes de llegar allá se observa otro imponente vestigio del pasado: Fortín Solano, dominando Cerro El Vigía, al lado sur de la autopista entrando la ciudad.
La primera batería en el cerro se construyó entre 1767 y 71. La fortificación que hoy día existe fue construida a finales del siglo XVIII. Su ubicación estratégica permitía proteger el curso del río San Esteban (surtidor de agua de la ciudad), así como el Camino de los Españoles, principal vía de acceso de Puerto Cabello a Valencia. Hasta mediados del siglo XX, se utilizó para instalaciones militares. Fue declarado Monumento Histórico Nacional en 1965.
Ahora no sólo permite el acceso al público, sino que cuenta con merendero, tienda de artesanía y librería adentro.
Un módulo de policía garantiza la seguridad de visitantes y, al lado sur del estacionamiento, abierto martes-dom., 11:30 a.m.-8:00 p.m., está El Fortín Restaurante & Lounge, bajo concesión de la Alcaldía (otorgada a Daniel Domínguez, Bernd Kroening y Jhonathan Camacho).
A través de sus ventanales puede gozar la vista panorámica del fortín, el puerto y las montañas.
Casco histórico
Es imprescindible una visita al malecón (ahora un sitio de concentración para familias y visitantes todas las noches con su bella remodelación) con vista al Castillo San Felipe al frente, cuya construcción inició en 1733 y fue declarado Monumento Histórico en 1965. Al extremo norte del malecón, dentro de la marina, se encuentra el agradable restaurante L'Ancora con una terraza techada abierta hacia la bahía. Además de su carta normal, los viernes, a partir de las 6:00 p.m. ofrece opciones para picar más música en vivo o acompañada por DJ ¡un chill-out perfecto para iniciar el fin de semana!
Entre otras sitios de interés en la zona histórica están: el Monumento al Águila (instalado en 1895 en conmemoración de los americanos que acompañaron a Francisco de Miranda en su aventura independista) frente a la antigua casa de la Compañía Guipuzcoana (c.1734), ahora "en recuperación" por enésima vez; la Casa Herrera en la calle Bolívar con su emblemático balcón (c.1790, linda de fuera, que supuestamente es el museo de la ciudad, pero tiene años cerrado para "restauración"); el Teatro Municipal (iniciado en 1874) también "en recuperación"; y la Catedral San José (iniciada en 1862) frente a la Plaza Bolívar.
Santa Margarita (rsvnes.: 0242-361.7113), la hermosa posada pionera en la zona histórica, en la calle Bolívar, e incorporando tres casas coloniales contiguas unidas internamente, además de ser miembro del Circuito de la Excelencia, acaba de recibir la certificación de Fondonorma, convirtiéndola en la séptima posada en el país con este sello de calidad (para 2 +desayuno en cuarto normal, sin/+AA – BsF 1.450/1.900). Es de Armando Rojas (y su esposa María Paola), cuyo padre, Rafael Armando Rojas, se desempeñó como el presidente de la Junta Nacional Protectora y Conservación de la Nación responsable de la declaración del casco viejo de Puerto Cabello como Zona de Valor Histórico. Armando ha realizado un esfuerzo constante para impulsar la conservación del casco histórico, a través de la promoción del desarrollo de negocios sustentables en sus edificaciones para estimular el movimiento turístico y su recuperación total.
Lo más nuevo aquí es Casa Rosada Hotel Boutique y Restaurante (rsvnes.: 0416-627.3370). Su restaurante (abierto al público a diario 7:30-9:30 a.m., 12:00 m.-4:00 p.m., y 6:00-9:30 p.m.; además de tapas y vinos a partir de las 5:00 p.m. viernes y sábado!) da hacia el malecón (en mi visita, todavía sin aviso, al lado de Franco's Pizza). La linda casa data de 1913 y fue remodelada por sus dueños (los mismos que operan el restaurante al lado del Fortín Solano), conservando la arquitectura externa conforme a la zona histórica; pero, con decoración y servicios modernos adentro. El restaurante ocupa la mayoría de PB. La nueva recepción para el hotel tendrá su entrada desde calle Los Lanceros, por el otro lado. En vista de que comparte el garaje enorme de la Posada Santa Margarita (acceso desde calle Bolívar), esta ubicación facilitará la entrada de clientes desde una puerta trasera del garaje que abre hacia la calle Los Lanceros diagonal a Casa Rosada. En la dos plantas superiores (todos +baño/agua caliente, secador de pelo, toallas grandes, artículos de tocador; TV/pantalla plana, AA, neverita; precios para 2 +desayuno, WiFi en PB, estacionamiento, IVA) hay tres cuartos normales (BsF 2.296), más dos suites (BsF 2.688) a nivel de una terraza en el techo con muchas matas y vista fabulosa de la bahía, con uso para todos los huéspedes de un jacuzzi y mesa de sombrilla.
Más arriba de Santa Margarita en la calle Bolívar, Marco's Pizzería ya está funcionando por las noches jueves-dom. con deliciosas pizzas a la leña.
Rancho grande
Desde la zona histórica, tomando la calle que se ubica detrás de la catedral hacia el sur y cruzando el puente sobre la autopista, llegará al sector Rancho Grande. Cuenta con muchas ofertas para comer (aunque casi todas son sólo para almuerzo), tiendas, panaderías/delicatesses a lo largo de esta avenida, además de otra paralela a una cuadra al oeste (la extensión del segundo puente que cruza sobre la autopista). Es mejor estacionarse tan pronto cruce el puente y desplazarse a pie, subiendo por esta vía y regresando por la otra avenida paralela. En la isla de la primera (igual como en las dos posadas mencionadas y en la subida desde el estacionamiento hacia Fortín Solano), puede apreciar obras con piedras del artista y senderista, Joél Alvarez (0424-407.5358).
En la primera avenida encontrará una serie de establecimientos: De-Ta-Yes con bellos objetos para decorar su casa; Sabores al Dente, Guayoyo, Papaya's, Rico Frango (almuerzos con precios económicos). Cruzando hacia la derecha en la segunda calle después de la cancha está Dulcería Glacé y bajando por la otra avenida, disfrutará de restaurantes para almorzare: Q' Sandwich, Vamos Pa' Que Mundi, Damney's. Para cenar también contará con alternativas como Linda China y La Embajada (el más completo/lujoso del sector).
Todavía más
El aeropuerto ha sido remodelado y ya hay vuelos de Conviasa (0500-266.8427) en la ruta Maracaibo-Puerto Cabello-Porlamar, y de Aeropostal (0800-284.6637) entre Puerto Cabello y Porlamar. Además de unas tienditas, tiene el restaurante Volare Trattoría.
Entre los hoteles para quedarse están: Suite Caribe (0242-363.2286), al lado sur de la autopista entrando a la ciudad con 139 opciones entre habitaciones normales (M – BsF 1882 +desayuno) y apartamentos (+cocina para 2 – BsF 2.072), todos con baño/agua caliente, neverita, WiFi, TV por cable; más piscina, sauna, gimnasio, restaurante, estacionamiento/vigilancia. Asimismo, el Eco Premium Sunflower Hotel (0242-360.0700), en la avenida La Paz (+conexión interno con CC Puerto Cabello por un lado y una panadería-café por el otro), que ofrece 90 lindas habitaciones (estándar +desayuno – BsF 2.263), cinco salones, sushi bar, restaurante, terraza con piscina y vista al mar, tiendas, agencia de viajes. Otra opción de hospedaje es Hotel y Aparto-Suites Ensenada (0242-364.1824), en la avenida La Paz, que ofrece 80 opciones simples pero cómodas, entre cuartos normales (para 2 – BsF 1.460) y apartamentos (+con cocina, para 4 – BsF 2.850), todas con desayuno; más piscina, restaurante, tasca.
Hay una playa pública al extremo oeste del malecón; pero, más populares son las opciones que están ubicadas al este del puerto: Quizandal (desde donde salen lanchas para Isla Larga) y Patanemo.


ekline@cantv.net

 

Comentarios

Puede hacer sus comentarios aquí abajo