La Ruta de Elizabeth Kline Los Nevados

 
imageRotate
Un aspecto del pintoresco pueblo de Los Nevados (Elizabeth Kline)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

EL UNIVERSAL
domingo 19 de octubre de 2014  12:00 AM

 

 

Mucho antes del desarrollo turístico del circuito en Los Pueblos del Sur de Mérida vía Estánquez-Canaguá-Las González reseñado la semana pasada en este espacio, Los Nevados fue un destino en la misma zona muy promovido. Su gran popularidad se debía a la explotación de una ruta desde la Loma Redonda (penúltima) estación, a 4.045 msnm, del teleférico de Mérida, por una travesía en mula para llegar al pintoresco pueblito.


Desde el cierre del teleférico en agosto de 2008, Los Nevados ha quedado muy afectado, ya que sus pobladores llegaron a depender en este turismo en 85% para sus ingresos.


Debido al retraso en la reconstrucción del teleférico, una vía de tierra es el único acceso para visitarlo. Puede llegar a la mitad de la distancia en carro normal, hasta El Morro, a unos 40 km de la ciudad de Mérida. Además, en este tramo de acceso fácil, hay varias opciones de hospedaje. Pero desde el desvío antes de El Morro hasta Los Nevados, sólo apta para 4×4. Con las precarias condiciones de la carretera hasta Los Nevados, aun en 4×4, mi recomendación es ir con un baquiano de la zona que esté acostumbrado a manejar en vías de tierra muy angostas.


La formalmente autorizada Línea Turística Los Nevados de por puestos 4×4 autorizada cubre la ruta Mérida-Los Nevados con su sede en la Calle 24, al lado de Plaza Las Heroínas, saliendo entre 7:00 y 9:00 a.m., dependiendo de que se llenen todos los puestos ( 8-10), a BsF 250 pp ida. Para reservaciones para grupos que quieren reservar una unidad completa, contacte al señor Dugarte (0414-717.9928). Ellos dan la vuelta casi de inmediato después de llegar para llevar a los pasajeros que esperan el retorno a Mérida; así que si va con ellos, debe pernoctar.


Con mi meta de visitar todas las posadas y para tener la posibilidad de sacar fotos donde quiero, desde mi primera visita hace muchos años, siempre me pongo en manos de los choferes usados por la agencia de viajes Natoura (0274-252.4216), que considero la más seria/responsable de la capital. Todos que me han llevado son de la misma zona de estos pueblos, me recogen en la posada donde estoy alojada en Mérida, son muy amables, bien informados y expertos en estas vía que pueden ser de pura adrenalina.

Los precios indicados son vigentes a la fecha de hoy, pero siempre sujetos a cambio.


Mérida-El Morro

Desde avenida Las Américas o Urdaneta, cruce hacia el este en Viaducto Sucre para pasar por el extremo sur de la pista del aeropuerto. Al atravesar las urbanizaciones Santa Juana y Fray Ramos de Lora, siga la carretera que desciende hacia el valle. Gire hacia la izquierda en la "Y" donde hay una piedra grandota, cruce el río Chama, doble hacia la izquierda donde hay una pared por el mismo lado pintada con una gran cantidad de avisos de negocios; gire hacia la derecha en la próxima "Y", donde se encuentra Comercial Belleza Mei en el punto de la división (a 5 km desde la pista). Siga la calle principal hacia la izquierda y, en la próxima "Y", donde está Bodega Mi Ranchito, cruce hacia la derecha vía El Morro. Desde ese punto no hay pérdida, ya que no hay desvíos en la subida que puedan confundirle.


La primera opción de hospedaje es Agroturismo Montes Los Tatuyes (rsvnes.: 0274-271.2012), a 7 km después la bodega. Tiene una vista estupenda.

Sin embargo, el aspecto que sobre todo distingue a Los Tatuyes de las demás es que ¡sus cabañas son divertidas! Al diseñar el complejo, los dueños Fernando y Mary Lobo, ignoraron todas las reglas para incorporar muchos elementos encantadores, imaginativos y sorprendentes que le mantendrán sonriendo constantemente (¡¿No es lo ideal en sus vacaciones?!). El único inconveniente es que el tamaño de las opciones (para 5-18) limita el uso a familias o grupos grandes.


Entre las más distintas son "Zuhé" (para 14: en un módulo octogonal de 2 niveles, cocina con chimenea y parrillera, sala grande con camas dúplex empotradas, mesa construida alrededor de un enorme tronco que sirve como el poste central de apoyo de la cabaña, puertas cubiertas con corteza de árboles, 3 cuartos, 2 baños: BsF 4.200); así como "Tamanaire" y "Tibisay". Estas son iguales, para 9, con muebles de cínaro y varios chinchorros, cocina central más el comedor en un ala en forma de "L"; sala con chimenea en una parte un poco elevada, 2 cuartos y un ático cuyo acceso es por una escalera de mecate con colchones sobre el piso, una claraboya para mirar a las estrellas y un balcón, 2 baños (BsF 2.520). Además, hay dos dormitorios para campamentos/retiros con pura literas para 14 y 18 (BsF 3.864/4.348).


Hay una piscina/jacuzzi rodeada por una terraza amplia, canchas de baloncesto y bolas criollas, sala de reuniones, salón de fiestas con bar y parrillera. Para los campamentos juveniles se alquilan las instalaciones con las comidas, pero los clientes tienen que proveer sus propios recreadores. No proveen toallas, jabón o papel higiénico.


Para llegar a las Cabañas "El Coronel" (rsvnes.: 0426-626.4929), siga la misma ruta para Los Tatuyes, pero páselo de largo y continúe en la misma carretera otros 3 km, hasta que llegue a una antena grande de TV a la izquierda con una escuela a sus pies. Cruce ahí. La entrada queda al final de esa calle corta. ¡Qué encantador es el sitio y su dueño, Col (retirado de la GN) César Rangel! Además de una vista estupenda, el buen gusto y la atención a los detalles son evidentes por todas partes en las siete cabañas. Son de construcción nueva, pero con ciertos aspectos tradicionales como techos de tejas, columnas estilo colonial del pórtico. Todas son para 6 (+cocina-comedor, TV, baño/agua caliente), con  la diferencia entre ellas siendo el tamaño y el color usado para los diseños estarcidos sobre las paredes. Con campamentos como un enfoque importante, también cuentan con cuatro bien dotados y amenos dormitorios con pura literas  (para 28, 32, 38, 48; c/u con sus respectivos baños). Incluso, durante los campamentos, se pueden acomodar las cabañas con literas para llevar la capacidad a 250.


Hay una piscina (+terraza al lado, vestidor y baño abajo), parque infantil, canchas de bolas criollas y futbolito, campo de obstáculos tipo "Rambo", muchos jardines y caminerías, comedor enorme (también se puede usar para eventos/reuniones), bonita sala (cap. 100, muy popular para bodas) con ventanales para aprovechar la vista, y una tasca (hay que traer su propio licor, ya que no tiene licencia) con mesas para jugar dominó, retirada de las cabañas. Las comidas están disponibles para grupos (mín. 50) por encargo (Cabañas, BsF 400 pp basado en capacidad. campamentos – BsF 1.200 pp/pn incl. comidas; +IVA).


Continuando en su subida, al cruzar la cumbre, ¡la vista cambia por completo! En vez de un panorama del valle largo enmarcado por las modernas ciudades grandes de Mérida y Ejido, con montañas secas y agrietadas por la erosión como el fondo, hacia el sureste domina el verdor de las montañas, las siembras que las salpican, y las pequeñas comunidades o granjas de construcción tradicional.


La carretera asfaltada termina en El Morro. Es más atractivo desde la carretera a distancia que dentro del pueblo. Sin embargo, es bueno saber que aquí se pueden conseguir suministros, comer, y dormir en unas humildes opciones. La mejor entre ellas es Posada Doña Corina (0426-770.7581) en la calle principal a 2 cuadras debajo de la iglesia, con 11 cuartos muy básicos con baño/agua caliente (M – BsF 300); comida disponible por encargo.


El Morro-Los Nevados

Con la tensión de la precaria ruta angosta de tierra, es oportuno hacer una parada a medio distancia en Mosnandá para saborear un cafecito recién colado y un pastel andino. Al lado del Cafetín El Criollito, hay una posadita básica (M sin/+baño – BsF 250/300). En la distancia, puede ver Pico El León (4.740 msnm), que forma parte de las "cinco águilas blancas" del Parque Nacional Sierra Nevada. También se observan los campesinos con sus cosechas de trigo, zanahorias.

La vía termina en Los Nevados. Su iglesia ancla la única calle, empedrada y bordeada con casa antiguas. ¡Súper fotogénico, parece como un sitio congelado en el siglo XIX!


Debido a sus "tiempos de gloria", cuando el pueblo siempre quedó repleto con turistas que vinieron en las excursiones desde el teleférico, ¡existen siete posadas! Ahora como antes, la mayoría es sumamente básica (a BsF 300 pp incluyendo desayuno y cena). Pero, hay dos excepciones.


Posada Bella Vista (0426-872.4605), fiel a su nombre, con su ubicación justo detrás de la iglesia, goce de una panorama espectacular. La parte de más arriba alberga el comedor, cocina y un corredor al frente para aprovechar la vista. La otra, más abajo, tiene los 12 cuartos sencillos pero amenos (buenas camas; 2 baños compartidos/agua caliente; 8 ahora +baño privado por el mismo precio: BsF 450 pp con desayuno y cena). Hay TV satelital en un estar común. A dos cuadras arriba de la plaza, ellos me montaron una tasca.


Más arriba en la calle está Posada Guamanchí Expeditions (0274-252.2080), que pertenece a la agencia de turismo homónima en Mérida. De sus 19 cuartos simples (+camas buenas), 10 tienen baño privado, el resto, baños compartidos; agua caliente por energía solar (BsF 400 pp incluye desayuno y cena). El corredor a lo ancho de la casa original tiene una vista hermosa y hamacas. Opcionales son almuerzo, traslados y alquiler de caballos.

 

 

Comentarios

Puede hacer sus comentarios aquí abajo